RESPUESTAS A LA SOLICITUD DE DONACION A FAMILIAS DE DONANTES CADAVERICOS

Autores: Lidia Bigio, Coordinadora de Dador, Ester Lía Fagundes, Coordinadora de Trasplantes, ,Susana Lobo, Coordinadora de Dador, Silvia Perusco, Coordinadora de Dador.

Abstract:

Este trabajo fue realizado con los argumentos obtenidos en 2522 entrevistas realizadas a familiares de potenciales donantes y donantes cadavéricos de órganos en los años 1994, 1995, 1996 y 1997.

Pensamos que el análisis profundo de dichas respuestas permitiría mejorar la implementación de nuevas estrategias de difusión masivas que se brinda a la comunidad a favor de la donación de Órganos; optimizar los recursos del Servicio de Procuración CUCAIBA y anticipar ciertos problemas que surgen habitualmente en el proceso de Donación de Órganos.

Se caracterizan y analizan la especificidad de dichos argumentos tanto de consentimiento como de negativas familiares. Se desarrollan además las estrategias del Coordinador de Dador (Trasplante)

Se analizan los argumentos más recurrentes en los asentimientos y negativas a la donación. Se desarrollan las estrategias de trabajo del Coordinador de Dador.

Nuestro trabajo como Coordinadoras de Dador nos ha permitido realizar más de 2500 entrevistas a familias que pertenecen a grupos sociales en su mayoría carenciados, con bajo nivel cultural y alto índice de desocupación. Se trata de población fundamentalmente del Conurbano Bonaerense.

A partir del análisis de esas entrevistas se consideran sus actitudes frente a la muerte y las respuestas más recurrentes frente a la donación de órganos.

Analizaremos en primera instancia la actitud frente a la muerte:

Sabemos que el hombre a lo largo del tiempo ha construido distintos ritos que tienden a simbolizar la pérdida real que implica la muerte.

En la Edad Media, quien fuera a morir era informado de lo que iba a sucederle, se despedía de sus seres queridos, organizaban lo que correspondía a su herencia y se apropiaba de su muerte considerándola el fin natural de su existencia.

Se considera "muerte maldita" la que aparecía abruptamente, sin previo aviso.

En nuestro siglo, con el marcado avance de la medicina, la muerte tomo carácter de producto de una enfermedad, un accidente, un signo de impotencia, podríamos decir que perdió el carácter de necesidad, de límite inherente a la vida.

El hospital se ha transformado en el lugar para nacer y morir.

Desde el punto de vista psíquico, Sigmund Freud explica que aceptamos racionalmente que la muerte es el fin natural de la vida, el límite de la existencia, siendo esto absolutamente inevitable, pero vivimos como si no pudiésemos imaginar nuestra propia muerte, como si en lo inconsciente nos sintiéramos inmortales. La falta de representación de la propia muerte en lo inconsciente favorece la negación de la muerte misma.

Especificidad de la entrevista para la donación de órganos

En nuestras entrevistas con las familias de potenciales donantes nos encontramos frente a una aparición abrupta de la muerte (natural o traumática) que causa un fuerte impacto emocional ya que siempre es inesperada, sin una larga dolencia o enfermedad que la preceda.

Nuestro objetivo es claro y definido: la procuración de órganos.

En estas entrevistas podemos demarcar dos tiempos:

Primer tiempo: aceptación de la muerte del familiar.

Como dijimos anteriormente, la muerte es algo real que para el ser humano es irrepresentable e inaprehensible y que, por lo tanto, conlleva angustia.

La información de la muerte de un ser querido a sus familiares provoca una conmoción que a veces los deja paralizados, espantados, y sin capacidad de respuesta.

Nuestra función, en ese momento, es clarificar, contener, dar un espacio para la expresión de sus sentimientos, actuar en el sentido de posibilitar la aceptación de la muerte.

Este proceso es, generalmente, dificultoso, ya que el potencial donante no presenta las características tradicionalmente atribuidas a un cadáver, como rigidez, frialdad, ausencia de latido cardíaco.

Uno de los signos de la aceptación de la muerte es que aparezca, en el discurso la referencia al familiar fallecido en tiempo pasado.

Segundo tiempo: solicitud de donación

Sabemos que la muerte de un semejante reactiva y pone de manifiesto, la ambivalencia afectiva de todo vínculo humano. Por un lado, el semejante amado constituye, por un proceso de identificación, algo íntimo, es considerado una parte de nuestro yo; de ahí que su muerte nos remite, en espejo, a la posibilidad de nuestra propia muerte, nos recuerda nuestra condición de mortales.

Por otra parte, en tanto que es otro, es extraño, en cierto modo enemigo, odiado; su desaparición trae aparejados sentimientos de culpa y autorreproches originados en deseos inconscientes de muerte.

Estos afectos, que determinan la relación de cada familiar con el muerto y que son desconocidas por nosotros en el momento de la entrevista, se juegan de manera compleja en la toma de decisión en relación a la donación.

Revisaremos, a continuación, las respuestas más frecuentes que escuchamos en las entrevistas.

Argumentos de afirmativas a la donación

Identificación con la decisión del potencial donante:

Lo decidió en vida

Donante con cédula de donación

Intento de negar la muerte:

Que viva en otros

Que vea en otros

Identificación con ideales sociales de solidaridad:

Familiar a favor de la donación

Nosotros podemos necesitar un trasplante

Para ayudar a otros

Es un deber moral

Idealización de la persona fallecida:

Era muy generoso

No tiene hijos, que deje algo de él

Será un héroe

Cuando se realiza autopsia:

Que los órganos que le saquen puedan servirle a otros

Argumentos de negativa a la donación

No reconocimiento de la muerte:

Fe en un milagro

Esperanza en la recuperación

Que el corazón se pare solo

No aceptación de la muerte encefálica

Identificación con la palabra del familiar fallecido o su silencio:

Decisión en la vida del potencial donante, de no donar

No lo dijo en vida

Yo no puedo decidir por él

Atribuir la negativa a donar a otros:

Familiar importante ausente que es necesario consultar

Familiar importante ausente se opone

No puede decidir sin el resto de la familia

Horror frente a la imagen del cuerpo despedazado:

Que se vaya como vino

Que se vaya entero

Que quede como está

No lo puedo imaginar sin órganos

No lo puedo imaginar sin ojos

No puedo imaginar sus órganos en otros

Justificación de la imposibilidad de decidir:

Nunca tuvo información sobre trasplantes

Es muy necesaria la donación pero no se atreve a tomar la decisión

Acusar o Señalar responsables de la muerte:

Quejas por mala praxis

Quejas por malos tratos en el hospital

Actitudes agresivas:

No aceptan la entrevista

Enfrentamiento con violencia

Nuestra estrategia intenta transformar el pedido de donación en un ofrecimiento de elección de la familia. Informamos sobre la posibilidad de donación en cada situación específica, pero es la familia la que decide si donará o no.

Nuestra tarea es crear el marco y las condiciones que posibiliten tomar esa decisión.

El tema de las negativas es el conflicto central que se presenta al Coordinador de Trasplantes, dado que el contacto con la familia se produce en un tiempo limitado y en el momento en que se hallan en plena crisis emocional por la pérdida súbita de su familiar, a veces con imposibilidad de escuchar o entender un planteo no pensado previamente y que choca con sus deseos de conservarlo con vida. Sobre todo la angustia y la indefención los hace abroquelarse tras la negativa.

Frente a esta situación nuestra conducta es escuchar atentamente los argumentos y elaborar una estrategia para intentar revertirlos, detectar los puntos de conflicto, identificar los personajes dominantes para buscar su colaboración, percibir diferencias de opinión, observar conflictivas familiares y tipo de vinculación. Tener en cuenta estos factores puede facilitar la aparición de un resquicio en que se instale la reflexión y a partir de ella la posibilidad de toma de una decisión.

Aunque no se logre la afirmativa a la donación contenemos y acompañamos en esta situación de crisis con comprensión y respeto; dejamos en claro, con actos y palabras la legalidad y corrección de nuestro accionar y en última instancia completamos una imagen de la institución que, a modo de docencia, les permita, lejos de la tragedia actual, volver a pensar el tema.

En la mayoría de los casos de negativa a la donación las familias entrevistadas en el cierre agradecen el ser acompañadas y el brindarles información esclarecedora a sus dudas sin presión.

Reflexión Final

No se debe olvidar que en la decisión de las familias intervienen diversos factores, que se vinculan con el tipo de relación familiar, el grado de ambivalencia en el vínculo, la masividad de la identificación, la forma personal y familiar de reaccionar a las pérdidas, la desconfianza o no hacia las instituciones, rencor por la falta de solidaridad hacia sus propias carencias, las creencias religiosas y culturales, la información previa acerca de los trasplantes.

Frente a este cúmulo de factores, nuestra función es modificar los argumentos irracionales que obstaculizan la donación a través de la clarificación de la información.

Se trata de intentar una inscripción psíquica, poniendo en palabras lo indecible de la muerte; llevar desde el temor no racional hacia una comprensión articulada en el lenguaje: se le pone nombre a la muerte, con lo cual se logra integrarla al campo representado con una significación en el discurso social.

Creemos que la posibilidad de hablar apacigua temores; que informar desarma el prejuicio; que metaforizar aleja el terror de la imagen; que simbolizar, a través del discurso científico, legal o institucional, crea posibilidades de trascender lo irracional y tomar una decisión en pro de la donación.

Bibliografía:

Abstract

Título: Respuestas a la solicitud de donación de familias de donantes cadavéricos

Institución: Servicio Provincial de Procuración (CUCAIBA) dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Argentina

Autoras: Lidia Bigio, Ester Lía Fagundes, TPM, Susana Lobo, Silvia Perusco, Coordinadoras de Trasplantes.

Este trabajo fue realizado con los argumentos obtenidos en 2522 entrevistas realizadas a familiares de potenciales donantes y donantes cadavéricos de órganos, por Coordinadores de Trasplante pertenecientes al Servicio Provincial de Procuración (CUCAIBA) en los años 1994, 1995, 1996 y 1997.

Pensamos que el análisis profundo de dichas respuestas permitiría mejorar la implementación de nuevas estrategias de difusión masivas que se brinda a la comunidad a favor de la donación de Órganos; optimizar los recursos del Servicio de Procuración CUCAIBA y anticipar ciertos problemas que surgen habitualmente en el proceso de Donación de Órganos.

Se caracteriza y analiza la especificidad de dichos argumentos tanto de consentimiento como de negativas familiares. Se desarrollan además las estrategias del Coordinador de Dador (Trasplante).

Se ha detectado que cada vez más las familias entrevistadas tienen conocimiento acerca del tema de trasplantes, desconociendo aún el desarrollo del proceso en sí de donación de órganos cadavéricos. Esta circunstancia genera aún desconfianza y favorece la circulación errónea del tema.